¿Cómo preparar tu jarrón de la prosperidad?

En los últimos años, creo que, si no somos todos al menos sí la mayoría nos hemos visto afanados por encontrar una solución a la situación económica poco favorable que ha venido presentando el país, por ende, nuestros hogares. En estos momentos de angustia, es donde se deben recordar aquellos rituales que las sabias matriarcas de la familia tenían siempre presente para que a su familia le fuera bien y la prosperidad estuviera siempre presente. Mi tía abuela por ejemplo, tiene la herradura de caballo colgada sobre la puerta de la entrada de la casa para la buena suerte, cada noche antes de acostarse no falta la ponchera de agua en la puerta de la entrada para que durante la noche recoja todas las energías negativas que asechan a su familia, no falta la velita prendida a la virgen maría, el buda sonriente en un plato de lentejas y arroz al lado de la virgencita para protección, bendiciones y la prosperidad de la familia; y por supuesto, el ojo turco al frente de la puerta principal en un lugar poco visible pero siempre mirando fijamente a todo el que entra por esa puerta. El broche de oro de los rituales es el jarrón de la prosperidad que, a parte de uno, tiene como siete por ahí escondidos por toda la casa. Y esta práctica, ha sido su mayor enseñanza para toda la familia, no solo por el simbolismo y la cultura, sino también por el ejemplo de ser agradecido con lo que la vida te da. Lo curioso aquí es que, en las familias chinas también se acostumbra a tener un jarrón de la prosperidad, la diferencia está en que este se hereda de generación en generación y se conservan eternamente porque asegura la conservación y el desarrollo de la fortuna familiar y hace parte de la cultura y tradición del feng shui.
    ··después de toda esta introducción, pasemos a la parte que nos interesa.
¿cómo preparar tu jarrón de la prosperidad? 1. Elige tu jarrón
  • Debe tener tapa
  • Lo ideal es que el jarrón tenga boca ancha, cuello estrecho, cuerpo grueso y base ancha y sólida.
  • Puede estar hecho de elementos de tierra o de metal: porcelana, cristal natural, cobre, bronce, plata u oro.
2. Reúne los siguientes artículos y colócalos dentro del jarrón
  • Un dios de la riqueza pequeño. Puede ser el buda sonriente o algún otro dios de la riqueza que haga parte de tu cultura y con el que sientas afinidad. Asegúrate de que mire hacia el interior del jarrón.
  • Tres monedas doradas atadas con hilo rojo. Significan la riqueza multiplicada por 10.
  • Nueve monedas chinas en un sobre rojo. Simbolizan el dinero que se dona como obra de caridad.
  • Diez bolas lisas de cristal o lapislázuli. Simbolizan los mejores tesoros del mundo.
  • Cinco tipos de alimentos secos guardados en bolsas de plástico, pueden ser cereales o legumbres. Para significar la abundancia.
  • Piedras preciosas, diamantes o joyas de oro. Para manifestar todas tus aspiraciones.
  • Un Ru Yi. Para simbolizar el poder y la gestión del hogar.
3. Agrega los ingredientes secretos, solo si lo deseas
  • Tierra que se te ha dado y tomado de la casa de un hombre rico. Debe ser dada voluntariamente, no hurtada.
  • Dinero del bolsillo de un hombre o una mujer adinerado(a). Debe ser dado voluntariamente, no hurtado.
  • Una imagen de personas opulentas y exitosa que admires.
  • Imagen de mansiones / autos/ ropa, cualquier riqueza que signifique para ti.
  • Dinero de diferentes países, que tengan actualmente una buena situación económica.
*En caso de que decidas agregar la tierra como uno de los elementos de tu jarrón de la riqueza, debes colocarla de primero y encima el resto de los ingredientes * 4. Cubre el jarrón con su tapa
  • Y coloca sobre el cinco piezas de tela de algodón de cinco colores, para indicar los cinco elementos, cortadas en forma de cuadro.
El orden de los colores debe ser: blanco, azul, verde, rojo, y por último, encima de todos, el amarillo.
  • Luego, ata los paños utilizando cinco cuerdas de los mismos colores para finalmente cerrar el jarrón.
5. Enciende incienso
  • Y pásalo rodeando el jarrón
  • Para finalizar, guárdalo en un armario especial, preferiblemente bajo llave o en un lugar donde no quede visible o sea encontrado fácilmente.
Ten en cuenta que: (1) el jarrón debe tener todos los ingredientes que se mencionan arriba; (2) tápalo con los medios sugeridos para cerrarlo; y (4) evita ubicarlo en frente de la puerta principal, pues simboliza pérdida de la riqueza. Bueno mis queridos amigos, espero conocer las historias de los jarrones de la prosperidad de sus hogares pronto y que a parte de trabajar duro todos los días, se apropien de esos rituales ancestrales, legados tan importantes de nuestros sabios que, por diferentes circunstancias, hemos olvidado y dejamos de prestarles atención y que a lo mejor, son la solución a varios de los problemas sociales, económicos y ambientales que hoy enfrentamos en esta realidad y que desesperadamente buscamos cómo arreglar.
    ·· Nos vemos la próxima ✌🏻
admin
proyectosweb@sistemasycontroles.net

Deja un comentario